Casa > Blog De Andrew > Acoso Sexual al Puro Estilo Hollywood

Acoso Sexual al Puro Estilo Hollywood

Cuenten con Hollywood para destacar una verdadera amenaza a la dignidad humana (asalto sexual, abuso de poder, al estilo Harvey Weinstein) sólo para distorsionar su amenaza hasta el punto de burla.  Si la acusación de Heather Lind de que George H.W. Bush, de 93 años, la asaltó sexualmente no provoca un sketch (escena) en el programa de televisión Saturday Night Live, nunca lo volveré a ver.

Si ustedes recuerdan, la actriz Lind acusó al ex-presidente de colocar su mano en su trasero mientras posaban para una foto de un grupo grande.  El Sr. Bush que está confinado a una silla de ruedas insiste en que la posición de su mano fue lo mejor que él pudo hacer a la luz del hecho que su asiento era más bajo.  Intencional o no, su supuesto “asalto” parece exagerado.  ¿Estamos listos para describir el roce de una mano (u otra parte del cuerpo) contra el área vulnerable de otra persona como un “asalto”, en la misma categoría que una violación?  Es absurdo, por supuesto, pero “cualquier tipo de contacto sexual que ocurre sin el consentimiento explícito de quien lo recibe” es la forma en que ahora definimos una agresión sexual.

Esto viniendo de una industria que premia el atractivo sexual femenino por encima de todo.  Sí, hay malas personas influyentes.  Y sí, hay montones de bellas mujeres que contribuyen a esta explotación dando su consentimiento a una serie de escenarios vulgares.  La actriz Kate Winslet quien apenas puede mantener su ropa puesta en una película dijo con orgullo que ella no le agradeció a Harvey Weinstein cuando ella ganó un Oscar por una película que él produjo.  Qué noble.  Otra actriz ahora acusa al director Oliver Stone de tocar su busto; el único fragmento de película que se mostró de fondo mientras gritaba en el momento justo era el de sus amplios senos exhibidos para un momento vulgar/cómico en una comedia de situación.  Con eso basta decirlo todo.

A pesar de los mensajes contradictorios de algunas mujeres, nada justifica ni excusa una agresión sexual.  Yo agregaría a eso: maduren y asuman su responsabilidad.  Mayim Bialik escribió un ensayo divertido e inteligente sobre “Ser Feminista en el Mundo de Harvey Weinstein” en el cual ella les implora a las jóvenes actrices que inviertan más en su capacidad intelectual que en el poder del sostén.  (ENGLISH ONLY artículo de opinión del periódico NY Times del 13 Octubre 2017)) Bailik fue criticada por colaborar con el enemigo.  Esto me recuerda a los activistas “gay” que en la década de los 80’s denunciaron la discriminación relacionada con el VIH mientras ellos propagaban activamente la enfermedad al rehusarse a usar “protección”.

Señorita Lind, yo le insto a que use su “poder” para quitar la mano malintencionada de sus nalgas.  Supongamos que un hombre enfermo de 93 años es inocente antes de declararlo culpable.  Por el bien de la justicia, aléjese de las redes sociales.  Nosotros convertimos en delincuentes a los héroes a través de juicios arbitrarios virtuales.  Adquiramos también un lenguaje que nos permita distinguir entre “roces” con intención sexual por parte de otra persona y una violación sexual real.  Si todo el mundo ha sido agredido sexualmente, ¿alguien lo ha hecho?  Nosotros hacemos justicia a quienes son afectados por la coacción que pone en peligro la vida cuando moderamos nuestro lenguaje y discernimos cuáles son los foros adecuados para abordar el tema del asalto sexual.

 

 

Convirtiéndonos en las Buenas Nuevas para Quienes son Desafiados en su Género
Cuarenta Días de Oración y Ayuno – 11 Octubre al 19 Noviembre 2017

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*