Casa > Blog De Andrew > Amar a la Iglesia

Amar a la Iglesia

Después que compartimos nuestro deseo de hacer Aguas Vivas en nuestra iglesia, uno de los nuevos pastores exclamó: “Parece que ustedes aman a la Iglesia y creen que Jesús puede cambiar vidas allí…” Exactamente. Él captó nuestra visión.

downloadPoco después, nuestro equipo de Aguas Vivas se reunió con veinte hombres y mujeres que buscaban a Jesús en medio de las heridas sexuales y las divisiones; debido a problemas de horario, nos reunimos en el santuario de nuestra hermosa iglesia. Ante el Crucificado, nos inclinamos y cantamos y dimos testimonio e intercambiamos la vergüenza por las grandes corrientes de misericordia que parecían brotar de Su costado herido. Nos reuniremos fielmente allí por semanas. Estamos sedientos.

Se podría decir que estamos haciendo nuestra parte para incrementar los niveles de agua en el templo, en el Espíritu de Ezequiel 47 -primero hasta los tobillos, luego hasta las rodillas, subiendo hasta la cintura y luego sobre nuestras cabezas, nadando en el torrente de sanación. Nosotros damos todo a Aquél que lo dio todo por nosotros y nos empapamos en el amor inagotable, haciendo un camino para que los heridos también lo descubran. Allí mismo en la casa de Dios.

De eso es lo que trata este ayuno “Radiante” de 40 días. Queremos renunciar a las distracciones menores a fin de enfocarnos en el deseo de Dios para que Su pueblo ame lo que Él ama, Su Iglesia, y que clamen a Él “para hacerla santa, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a Sí mismo como una Novia radiante” (Ef. 5: 25-27).

Para hacerlo, oraremos juntos todos los días a partir de este miércoles 12 de octubre. Descarga este archivo PDF y únete a nosotros reflexionando sobre el devocional diario y recitando la pequeña oración que aparece al final de cada uno. Luego enfócate en la primera oración que aparece al inicio de la guía de oración y ora esto diariamente, pidiendo a Dios que bendiga y edifique la iglesia particular, y a un grupo de pastores de tu elección, para que te dé misericordia para extenderla a las “personas causantes de heridas” de la iglesia, y finalmente, para que te comprometas a orar por lo que le gustaría hacer para edificar la Novia.

Todo comienza en la oración. Acompáñanos durante cuarenta días de amar a la Iglesia.

 

Haga clic aquí para descargar el PDF(en Inglés)

 

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*