Casa > Blog De Andrew > Amor a la Verdadera Vista

“Amar a una persona significa verla como Dios ha pretendido que sea”.  Dostoievski

Love at true sightYo sabía que Sara soñaba con ser un hombre, y estaba haciendo todo lo posible por lograrlo fanfarroneando con sus pantalones y mocasines y su camisa de vestir de hombre.  Pero yo vi una hermosa mujer.  Sintiéndose a la deriva por el fracaso de los hombres en su vida, ella se dejó seducir por la ilusión de poder masculino.  Ahora ella es el seductor, y lo realiza bastante bien.

Dios no se deja engañar.  Tampoco yo.  Él la creó y quiere que ella se dé cuenta quién es ella como Su amada hija.  Y si yo voy a amarla bien entonces debo alinearme con esa realidad.  No importa lo que diga la cultura sobre el género como un estado fluido de mente —cada persona necesita ser reconciliada por medio de Cristo con su derecho innato de género.

Los fieles debemos amar a los demás en fidelidad al Creador.  Especialmente una generación que se alimenta de la mentira que dice que las normas de género son ataduras y que la libertad significa despojarse completamente de las distinciones de género  –en las palabras muy mortales de la ahora autoproclamada libre de género Miley Cyrus: “Estoy al mismo nivel, simplemente soy igual…  Así es cómo me siento”.  MTV dio a conocer un nuevo hilo de “Snap Chat” destinado a jóvenes de 12-25 años de edad el cual destaca a varones adolescentes maquillados como mujeres callejeras con varias celebridades declarando “¡Al diablo con las normas de género!”.  Una generación necesita de una visión sobre la esencia y la dignidad del género.

Las mujeres y los hombres perdidos en esta jungla de género necesitan que Cristianos empoderados penetren en oración en sus vidas.  Sólo los creyentes en comunión dinámica con Cristo Creador y Redentor tienen la autoridad para ver a través de la oscuridad y evocar lo que es verdaderamente bueno de una generación desorientada en cuanto al género y, en particular, al hombre o la mujer que Dios nos llama a seguir.  Al atribuir la claridad de género a una persona, nosotros ayudamos a restaurar la dignidad personal, la cual siempre es la gloria de Dios en la humanidad.

Sólo los ojos que ven en armonía con el Creador contemplarán el verdadero Yo; sólo el corazón empoderado por el Redentor puede persistir en el amor hasta que amanezca la luz para las personas que viven en un trastorno de género.  Sara me permitió que orara por ella.  No fue difícil ver su belleza e invitarla a descansar en el amor sustancial del Padre por ella.  Ella lloró un poco en Su presencia, ese Espíritu que siempre la corteja a que vuelva a Él mismo y de esa manera, a su verdadero Yo.  Quizás sea más difícil fanfarronear y luchar que rendirse a Aquél que nos mantiene cerca, en toda nuestra gloria quebrantada.

 

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*