Casa > aguas vivas > Corazón de León

“Te amo con ternura, fidelidad y misericordia; y te llevaré al abrazo de Mi amistad, y te sostendré cerca de Mi costado sagrado hasta que, por fin, Tú llegues a morar en Mi Sagrado Corazón, el santuario de Mis elegidos y el refugio de los pobres pecadores”.  In Sinu Jesu

León alberga el grupo de Aguas Vivas más antiguo de México.  En el centro de la ciudad se encuentra la Iglesia del Sagrado Corazón, construida a pocos metros de un arco que conmemora la fundación de la ciudad en el siglo XV.  Sobre la majestuosa puerta se muestra un león de tamaño natural.  Ajá, pensé: el León de Judá dotado de poder para vencer el pecado, llevándonos a la Casa del Cordero —el Sagrado Corazón de Jesús, Dios Todopoderoso asesinado por los pecadores quien acoge a los pobres en las cámaras de Su compasión.  El León se convierte en un Cordero: purificando, alimentando, sanando, protegiendo a los más vulnerables en los atrios de Su Corazón, Su casa, en el centro de la ciudad.  Jesús es el Corazón de León.


Samuel y equipo.

Pasamos por la puerta de León para ir a Misa poco después de llegar.  Era viernes por la noche, el primero del mes —celebración del Sagrado Corazón de Jesús.  La casa estaba abarrotada, el pastor se encendía y levantaba, la multitud embelesada atenta a cada Palabra declarada; apasionados, sí, luego silenciosamente reverentes por la Comida de Su Corazón, participando del Cordero quebrantado por nosotros.  Luego, el pastor invitó a ponerse de pie a todos los intercesores que querían orar por alguien que necesita el acogedor Sagrado Corazón de Jesús; le ofreció a cada intercesor un medallón de ese Corazón con cintas rojas como un recordatorio para orar diariamente por ese ser querido.  La multitud se apresuró a ir al altar.  Jesús es el Corazón de León.

Mi amigo leonés, Samuel Rojas, agotó su vida adulta joven en búsquedas “homosexuales” y luego comenzó a sentirse atraído por Jesús a través de una madre devota.  De agudeza mental, él se dio cuenta al estudiar psicología del desarrollo que su asunto de la atracción al mismo sexo era una ventana a las heridas, las percepciones distorsionadas y las necesidades insatisfechas.  Él quería sanidad y comenzó a buscarla a través del Sagrado Corazón de Jesús de amor por él; prácticamente, él asistió a las reuniones de Courage en la ciudad y a las Capacitaciones de Aguas Vivas realizadas fuera de León.  Él fue agresivo en su búsqueda de la integridad —como un león— pero al final del día se dio cuenta que cualquier progreso en la castidad era un don puro, nacido del Corazón misericordioso del Cordero.  Jesús, el Corazón de León, comparte Su Corazón con Samuel.

Fue divertido ver crecer a Samuel.  Cada año, en las capacitaciones de una semana (Argentina, Ciudad de México, Guadalajara), él progresaba, un paso a la vez.  Él tuvo una visión de la vida más allá de la abstinencia, él comenzó a salir con Alejandra y se casó con ella en la Iglesia del Sagrado Corazón, los dos tuvieron un hijo, David, su madre llegó a recibir sanidad para sí misma…  Él se ha convertido en un buen líder de otros, trabajando en sincronía con su parroquia y pastor para acompañar a los hijos e hijas espirituales y guiarlos hacia el crecimiento de la castidad. 

Después de la misa del viernes por la noche, me complació descubrir que nuestra conferencia se celebraría en la Iglesia del Sagrado Corazón.  Nos reunimos alegremente; los portadores mexicanos del ‘Agua Viva’ fueron testigos de cómo Jesús restaura a Sus heridos y nos hace sanadores en Su casa, agentes misericordiosos de Su Corazón.  Me doy cuenta de que cada uno que adora, se arrepiente y recibe sanidad de otros miembros se está construyendo juntos para ocupar sus lugares en Su Sagrado Corazón —como un león, completamente tierno, implorando a todos: “¡Entra al Corazón de León y sé libre!”.

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*