Casa > aguas vivas > Daños Colaterales

Nosotros como miembros del personal abrimos nuestro año de ministerio en oración.  Annette recibió una palabra acerca de “daños colaterales”, la repercusión de la batalla —el impacto no intencionado de la guerra sobre los demás.  “Jesús ha ganado, el enemigo lo sabe, por lo que está haciendo todo lo que está en su poder para causar estragos, especialmente en el área de la sexualidad humana”. Yo di testimonio ya que consideré cómo Jesús está regresando por una novia impecable, por lo tanto, se manifiesta la ira del enemigo contra todos los que aspiran a la castidad o apoyan a los que lo hacen.

Horas más tarde, comencé a recibir informes de noticias de un lejano colega mío que había salido del closet como “gay” a tantos medios de comunicación como para amplificar su sórdido regreso a salir con personas del mismo sexo después de afirmar que había sido un padre y esposo respetuoso y un líder completamente significativo de la “terapia de conversión”.  Su importancia positiva se me escapa.  Me niego a mencionar su nombre ya que su problema más acuciante es el narcisismo, no la atracción al mismo sexo; yo considero imprudente alimentar al monstruo dándole más atención mediática. 

Sólo en Estados Unidos le damos a un hombre sin mucho fundamento una plataforma para guiar a otros hacia la “integridad” cuando su único “don” parece haber sido una serie de selfies progresivamente confusos —comentarios extraños de la corriente de conciencia publicados en internet tan rápido como él podría parlotear sobre su desmoronada vida.  Su servicio bien podría haberse llamado los “Ministerios Yo”.  El choque del tren era inevitable. 

Si tengo razón en que él magnificó su contribución anterior al Reino de la Luz, estoy seguro que su “arrepentimiento” al lado oscuro causará un daño colateral significativo.  El enemigo seduce a los heridos y amplificará sus desvaríos para promover su ira contra la integridad.  Así que ahora nuestro antiguo hermano se disculpa por los “miles” (?!) que él desorientó y ahora cuelga los guantes insistiendo en que él pisotearía todas las formas de “terapia de conversión”.  Créanme, este hombre nunca utilizó ese lenguaje cuando trabajaba en este tipo de ministerio.  Qué conveniente que él ahora esté haciendo un repaso para decir todo lo que el gigante LGBT quiere que diga. 

Y él seguirá parloteando mientras los periodistas le hagan preguntas (este tipo acaba de salir en la Revista Time, ¡un sueño hecho realidad!); y las personas desinformadas escucharán y se llenarán la boca para hablar sobre “conversionistas” coercitivos.  ¿La primera línea de daño?  La triste falta de verdad en la cultura mayor, especialmente en internet, se volverá mucho más oscura a través de su “testigo”.  Esto nos perjudica a todos.  Él reforzará la opinión popular de que todos y cada uno de los esfuerzos para que las personas con problemas de identidad de género se conviertan en lo que Dios los diseñó es imposible.  Señor, ten misericordia.

Segunda línea del daño: los jóvenes que tomaron a este hombre como ejemplo para que les ayudara a encontrar el camino angosto.  Él ahora los conduce a la perdición.  Para el vencedor enfocado, la apostasía agudiza la verdad.  Aquellos que simplemente reanudan el camino a la castidad bien pueden sentirse seducidos a salirse del camino gracias a este inquietante testigo.  “Pronunciando discursos arrogantes y sin sentido, seducen con los instintos naturales desenfrenados a quienes apenas comienzan a apartarse de los que viven en el error.  Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción, ya que cada uno es esclavo de aquello que lo ha dominado…” (2ª Pedro 2:18, 19a).  Señor, ten misericordia de los pequeños con los que él tropieza. 

Esos pequeños incluyen dos hijos que él engendró y una bella esposa ahora sujeta a un esposo que se identifica como “gay” y que sale con otros.  Ése es el tercer peor daño colateral —el envenenamiento de quienes más lo necesitan.  En la batalla por la castidad, el enemigo arde sin piedad por los seres queridos de los caídos.  Annette no sabía lo proféticas que fueron sus palabras sobre los daños colaterales, y lo agudas que serían para ella cuando consideró a la familia de este hombre.  Al igual que la esposa de él, mi esposa está sujeta a un esposo que es débil pero fuerte en Jesús.  Cuando una persona igualmente vulnerable aparta los ojos del Salvador y se fusiona con el mundo, el fuego devora a la familia en primer lugar.  Por favor oren por ella y sus dos hijos.  Señor, ten misericordia.

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*