Casa > Blog De Andrew > El Destacado Joseph

El Destacado Joseph

“Yo les enviaré al profeta… quien hará que los padres se reconcilien con sus hijos y los hijos con sus padres” (Mal. 4: 5, 6).

El fallecido Dr. Joseph Nicolosi popularizó el ideal de un padre “destacado” que encarna la ternura y la fuerza.  ¿Cuál fue su punto?  Que los hijos que crecen respetando a un padre así mientras acogen su bondad se desarrollan exitosamente hacia la etapa adulta y son menos propensos que los niños desapegados a descarrilarse hacia el quebrantamiento sexual y relacional.

Yo tuve el privilegio de honrar a Joseph en su ceremonia conmemorativa la semana pasada en California y lo recordé como un profeta que nunca perdió el enfoque en la reparación de la herida —la brecha en la conexión entre padres e hijos que nos hacen vulnerables a buscar madres y padres sexualizados.  En el sur soleado e inmoralista de California, Joseph se mantuvo como un profeta que insistió en el hecho de que la restauración de las brechas en las relaciones padre/hijo podría redirigir la andanza de los huérfanos que buscan placer.

Él fue y sigue siendo satanizado por la comunidad profesional que él representa por acuñar el término “Terapia Reparativa”, el cual simplemente significa que la atracción hacia personas del mismo sexo es un síntoma de una herida de apego a temprana edad, y que una sana psicoterapia puede comenzar a sanarla.  Joseph nos preparó un camino para nombrar la herida y tener acceso a la verdadera misericordia —“mis sentimientos no son mi culpa” — y al mismo tiempo nos desafía a reanudar la travesía hacia la integridad de género.  Joseph fue destacado: partes iguales de fuerza y de ternura.  El anfitrión de los hijos e hijas espirituales que lo honraron la semana pasada —en su mayoría psicoterapeutas que se capacitaron bajo su tutoría en la Clínica Psicológica Santo Tomás de Aquino que él fundó en 1980— dio testimonio de su fecundidad como un padre espiritual y clínico.

La parte más conmovedora de la ceremonia conmemorativa fue el tributo por parte de su hijo Joseph Jr. a su padre.  Yo fui testigo de un hijo agradecido que estaba entristecido a causa de ese padre que él amaba y respetaba, y que se nos fue demasiado pronto, sin avisar.  El destacado Joseph impartió toda su vida a su único hijo que procedió a convertirse en un devoto cristiano y psicólogo y que ahora dirige el Centro Santo Tomás de Aquino.  Joseph hijo habló con elocuencia y honestidad —partes iguales de lágrimas y gozo— de las aventuras que él compartió con su padre.  El viejo transmitió al más joven una vocación de adoptar a los vulnerables y guiarlos hacia la integridad.  Todo el tiempo, el destacado Joseph amó bien a su hijo.  Su testimonio final radica en el hecho de que los ideales que él enseñó también los vivió.  Bravo, destacado Joseph.

 

 

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*