Casa > Blog De Andrew > En Riesgo

En Riesgo – 

“Si nuestro Evangelio está encubierto, lo está para los que se pierden” (2ª Cor 4: 3).

Un congregante indignado criticó al Pastor Patrick en la víspera de nuestra conferencia El Género Sí Importa en su iglesia: “¿Éste no es uno de esos grupos que ‘rezan para querer curar a los homosexuales’, verdad?”  Lejos de sentirse intimidado, el buen pastor respondió: “Sí, nuestra iglesia cree en el poder de la oración para todas las personas quebrantadas que buscan a Jesús”.

Los cristianos mundanos —más influenciados por las proclamas sarcásticas del Internet que por el Reino de Dios— ahora contribuyen al estridencia de la incredulidad y al prejuicio de que “de todos modos los que nacen así no pueden cambiar” que rodean a las personas con problemas de identidad de género.

Al no extender el Reino de Dios a los que están en riesgo, los cristianos mundanos corren el riesgo de perder ese Reino.  Su luz se atenúa, el efecto de su sal pierde fuerza.

Afortunadamente, la extralimitación en la legislatura de California en cuanto al proyecto de ley AB 2943 da a todos los cristianos la oportunidad de despertar y renunciar a esta postura comprometida y de culpa por asimilación hacia las personas con atracción al mismo sexo y con disforia de género.  Juntos, quememos las mentiras dándole vida nuevamente a estas tres verdades:

En primer lugar, las personas que están en mayor riesgo en sus identidades de género necesitan del Reino de Dios más que la formación de identidad impulsada por el estado, por ejemplo, tú debes abrazar a tu Yo “gay” o “transgénero”.  Sólo el Padre a través del Hijo y mediante Su Espíritu puede confirmar la verdadera identidad.  Este es el asunto de la Iglesia y la sanación para el corazón quebrantado.

En segundo lugar, las personas que están en mayor riesgo en sus identidades de género son ayudadas mucho más de lo que las hiere la Iglesia.  Al mismo tiempo que reconocemos nuestros fracasos, declaramos que es difamatorio enmarcar a las comunidades de fe como plagas de “conversionistas” fraudulentos que imponen cargas imposibles a las personas vulnerables.  Yo trabajo con cientos de iglesias en California donde yo soy testigo de los humildes grupos que acogen a todas las personas que saben que necesitan al Salvador.  California es especialmente hábil en proporcionar múltiples rampas para que los buscadores reciban bendición, pertenencia y transformación a través de Jesús representado bien en Sus miembros rendidos.

En tercer lugar, las personas que están en mayor riesgo en sus identidades de género no se les sirve bien con la mentira que impulsa el proyecto de ley AB 2943, es decir, que las personas que buscan un cambio en sus deseos se harán daño a sí mismas porque el cambio es imposible.  Eso es evidentemente falso: no es sólo ciencia cuestionable sino ciencia fraudulenta.  En “Ex-Gays?” (IVP, 2007), el impresionante libro que detalla el mejor “estudio longitudinal sobre el cambio religiosamente mediado en la orientación sexual”, los Dres. Stanton L. Jones y Mark A. Yarhouse dejan en claro que las personas pueden y experimentan cambios en sus deseos e identidad sexuales, y que buscar dicho cambio no causa daño.  Échale un vistazo.

El prejuicio contra el cambio para las personas “en riesgo” ahora impulsa a la comunidad psicológica que impulsa el grupo político LGBT+ que lidera la legislatura de California por la nariz.  Las personas que están en mayor riesgo pierden opciones que podrían liberarlos.

Cristianos, despierten.  Resurjan de su estado arriesgado —su acuerdo con las mentiras populares.  Ardan de nuevo con la verdad, dotados de poder, para asegurar a las personas en riesgo con amor santo.

 

 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*