Casa > Blog De Andrew > Fortaleza

Fortaleza

“El que se apega a su vida, la pierde” (Jn 12: 25)

“Porque somos vulnerables podemos ser valientes”, dice Joseph Pieper.  PODEMOS ser valientes.  La verdad es que la mayoría de nosotros somos cobardes que primero buscamos preservar nuestras vidas de ser heridas más.  Las personas que demuestran fortaleza abandonan sus vidas para seguir a Jesús; ellos le confían a Jesús el desgaste que experimentan por parte de otras personas y de alguna manera prosperan con Su alimento, especialmente en el sufrimiento.  Cuando la batalla se hace más difícil, los cristianos valientes mejoran.  A través de Jesús.  Por Jesús.  Déjenme darles tres ejemplos de fortaleza en acción.

Sara se casó joven con un compañero asiático, un cristiano, que la abandonó por otra mujer.  Ella no pudo estar de acuerdo en disolver el matrimonio ya que hizo votos no sólo con un hombre sino con el Hombre.  Durante cincuenta años, ella ha permanecido fiel a Dios y al hombre a quien ella todavía considera su marido.  Robert Gagnon es un investigador de la Liga de la Hiedra que escribió el mejor libro sobre “La Biblia y la Práctica Homosexual” (Abingdon Press).  A lo largo de su carrera académica, él ha sido criticado por sus compañeros mientras que su trabajo sigue siendo el estándar de oro.  Sue entró en el lesbianismo después de una infancia llena de abusos en Inglaterra.  Ella buscó respuestas espirituales y se convirtió en monja budista.  En Tailandia ella conoció a Jesús, el Hombre de sus sueños que la equipó para que se convirtiera en una misionera sanadora.  Rodeada por la hueste celestial, una iglesia comprometida, y una pandilla de pecadores que se están convirtiendo en santos, ella se deleita en asociarse con Jesús para despertar a los corazones de la idolatría/inmoralidad somnolienta de Tailandia.

Tres factores marcan cada una de sus vidas.  Primero, sufren por lo que es correcto, no por una audacia tonta.  Sara cree que hizo un voto hasta la muerte.  Ella todavía no está muerta y no puede ceder en buena conciencia a los hombres que la han deseado.  Robert se apoya en un profundo entendimiento de la voluntad de Dios para con la redención sexual de las personas.  Punto.  Él no puede cambiar esa verdad aunque la opinión popular lo haga.  Sue debe ser fiel al llamado de Dios, por difícil que sea ese llamado.  El fracaso de los demás no niega la fidelidad de Dios y el llamado en su vida.

Su desgaste en la batalla no ha dado como resultado la muerte —martirio— la cual es el más alto honor otorgado a las personas poseídas por la fortaleza.  Estas tres personas se volvieron en expertos en la resistencia, una segunda faceta de la fortaleza; ellos sostienen “pequeñas muertes” mientras soportan la vergüenza por el gozo puesto ante ellos.  Ninguno de los de aspecto sombrío sufre de éstas—cada uno ejerce lo que Pieper describe como “un vigoroso aferro y apego a lo bueno”, es decir, sostenerse fuerte de la pequeña cruz que Jesús les ha pedido mientras Él los estabiliza con Su Cruz.  La resistencia para ellos no es ni pasiva ni triste sino activa, extrayendo agua de una Fuente invisible pero muy real.  ¡Y gozosa!  Yo he visto a cada uno de estos tres en serias dificultades pero nunca sucumbieron ni una vez a la autocompasión, una tercera marca de la fortaleza.  Ellos se niegan a ser quebrantados por el dolor; sus pérdidas y lágrimas los acercan más a Jesús.

Para todos nosotros, la fortaleza nos libera para enfrentar nuestra vulnerabilidad en la fe; nosotros nos encomendamos a Aquél que no promete libertad del daño y el dolor, sino libertad para Sí mismo.  Él nos da vida en la lucha por lo que es auténticamente bueno, verdadero y hermoso.  La batalla nos prepara para el cielo.

Sara tiene un Novio que la espera; ella se está preparando para Él.  La recompensa de Robert es miles de personas que a través de su obra “corren por el camino de los mandamientos de Dios” (Sal 119:32) y que enseñan eso a otras personas.  Sue es la presencia de Jesús para un pueblo acosado que bajo su cuidado se purifica del pecado y de los demonios.  La fortaleza la libera para preparar una tribu para el cielo, para Jesús.  Quienes pierden sus vidas las encuentran, muchas veces.

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*