Casa > noticias > Guía para los 40 Días de Oración – De Regreso al Padre

banner hijo prodigo

“La misericordia de Dios no es una idea abstracta, sino una realidad concreta con la cual Él revela Su amor, que es como el de un padre o una madre que se conmueven en lo más profundo de sus entrañas por el propio hijo”.

            Papa Francisco, El Jubileo Extraordinario de la Misericordia

Haz click para abrir el PDF:Regreso al Padre

Muchos de ustedes enfrentan relaciones dolorosas con personas que aman profundamente debido a un choque de valores morales, especialmente en relación con el género y la sexualidad.  Por supuesto que no podemos tomar una decisión moral por cualquier otra persona.  Pero podemos decidir orar, lo cual nosotros en el Ministerio Desert Stream haremos durante 40 días en favor de los seres queridos perdidos a las 3pm todos los días, hora estándar central (cst).  ¿Nos acompañarán ustedes a la hora que puedan?

Este boletín es una guía de oración que comienza el miércoles 14 de Octubre y termina el domingo 22 de Noviembre.  Juntos, clamaremos pidiendo misericordia por nuestros seres queridos, sabiendo que sólo el Padre a través del Hijo mediante el Espíritu Santo puede reorientarlos de acuerdo a Su mejor y más genuina voluntad.  Así que oraremos mucho juntos.  Nosotros los fieles necesitamos orar o de lo contrario podemos caer bajo un espíritu de temor, control, conflicto e incluso desesperación, los cuales distorsionan la hermosa misericordia que Jesús nos ha confiado.

Inspirándonos diariamente en el Salmo 116, reflexionaremos sobre cuán misericordioso ha sido Dios con nosotros en nuestros pecados y heridas; luego le pediremos una doble porción de esa misericordia para extenderla a nuestros seres queridos que están alejados de la casa del Padre.  Él los espera y los ve en este mismo momento.  Que Dios utilice estos días para darnos Su visión por nuestros seres queridos que están extraviados.  También levantaremos a Su Novia la Iglesia, pidiéndole a su Novio que nos ayude a encarnar la verdadera gracia en estos tiempos de identidades de género desintegradas.

Les pedimos que mientras oren con nosotros renuncien a algo de valor durante estos días.  A medida que se desprendan de eso, pedimos que Dios les dé la libertad de permanecer un poco más de tiempo en Su presencia.  Dejen que cualquiera que sea el “hambre” que experimenten sea un recordatorio de la mayor necesidad que otra persona tiene por sus oraciones misericordiosas.

Download PDF