Casa > Blog De Andrew > Humo, No Fuego

Humo, No Fuego –

Hace dos semanas, un sacerdote católico de Milwaukee salió del closet como “gay” -según él, hecho por Dios de esa manera- ante su congregación en un esfuerzo por integrar su Yo “gay” y ayudar a las personas LGBT a seguir su camino hacia la autenticidad.

¿Abriendo un camino con su apasionado testimonio?  No….  El esfuerzo del Padre Gregory Greiten derramó gas venenoso en la Iglesia; él creó humo, no fuego al reducir al Dios que responde a Sus hijos con fuego a un anciano sin dientes que fatigadamente confirma nuestras vidas quebrantadas.  ¿Por esto Jesús sufrió una agonizante muerte y descendió a los infiernos?  El humo que envuelve y ahoga, no el fuego que ilumina y despierta a nuestro Yo auténtico, es el efecto de los hombres de iglesia que dejan a Dios impotente.

Es difícil incluir en un breve artículo todos los errores de la forma de pensar de Greiten.  Déjenme intentarlo.

En primer lugar, no existe tal cosa como una persona “gay”, si con eso se quiere decir una persona que está intrínsecamente arraigada en las atracciones hacia el mismo sexo.  Ése es un mito popular.  Una persona no nace homosexual ni transexual ni bisexual.  Ella o él nace para darse cuenta de su dignidad como hija o hijo amado del Padre y como un don de género para todo el mundo.  El Padre Greiten no está de acuerdo en cuanto a eso; él afirma que “Dios lo creó para ser gay”.  ¿Quién dijo eso?  No Dios…

En segundo lugar, Greiten confunde los propios sentimientos con una identidad.  Yo sospecho que, al igual que muchas personas (me incluyo a mí mismo) con un trasfondo de atracción hacia el mismo sexo, la profundidad y la persistencia de dichos deseos pueden tentarlo a uno a formar un “Yo” a su alrededor.  Pero esa formación de identidad es ajena al llamado de Cristo.  Él invita a cada seguidor a entregar todas las demás identificaciones y a tomar la Cruz como la marca del nuevo y verdadero Yo (Jn 12: 25).  Todo sacerdote debe saber esto.  Si un líder sacerdote pierde de vista esa Cruz, ¡qué aburrida es la visión de un hijo más débil!  Humo, no fuego.

En tercer lugar, todo sacerdote debe saber que la Iglesia denomina los deseos homosexuales como desordenados porque frustran la apertura a la vida: los propósitos unificadores y procreadores de nuestra sexualidad.  Jesús defendió la voluntad de Su Padre para que el hombre y la mujer juntos constituyeran Su plan de amor sexual (Mt 19: 4-6).  Por supuesto que muchos viven lejos de esa realidad.  ¡No importa! Dios ha creado un camino para que las personas con deseos desordenados sean atraídas a Su mirada misericordiosa y así sean “amados y sacados” de cualquier otra identificación, especialmente una basada en deseos desordenados.  El hecho que un sacerdote base su identidad en deseos desordenados, y luego inste a otros a seguir su ejemplo, me abruma.  Mejor dicho, porque el amor de Jesús ha hecho añicos todos los esfuerzos del mundo “gay” para nombrarme y animarme, yo diría que el ejemplo de Greiten está por debajo de mí.

En cuarto lugar, ¿qué decir ante la respuesta al testimonio de Greiten?  Su congregación le dio una gran ovación y, al parecer, su arzobispo bendijo su “salida del closet”.  Para mí, ésa es la peor noticia.  Refleja una iglesia mundana, casi muerta al poder del Evangelio.  Casi muerta.  Yo la pondría en la categoría de San Pablo de ser “derribada pero no destruida” (2ª Cor 4: 9).  Ella todavía vive porque Jesús vive hoy así como yo vivo hoy a la belleza de Jesús, y mi esposa, mis hijos y mis nietos, y un horizonte completamente nuevo que Jesús abre para cada corazón quebrantado y anhelante.

La Iglesia debe reclamar su verdad y su testimonio hoy en día.  Ustedes los que me quieren comparten un historial de desórdenes vencidos sólo por el gran amor de Jesús -levantémonos en esta hora y convirtámonos en la Iglesia que ilumina la Cruz en medio de la sombra y el humo.  Dejemos que nuestras vidas brillen con la gloria de Aquél que crea y redime a la verdadera personalidad.

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*