Casa > Blog De Andrew > La Oración lo Cambia Todo

La Oración lo Cambia Todo –

 

En el torbellino de los escándalos de abuso por parte de clérigos de la Iglesia y el drama político de Kavanaugh que involucra la legitimidad y extralimitación de #MeToo (#YoTambién), yo te insto a orar.  Los titulares virtuales nos golpean; dejar de un lado el teléfono celular para centrarnos en la Divina Misericordia de Jesús por todos los heridos y acusados, empezando por nosotros mismos, es un buen inicio.  Nosotros descendemos a esa fuente infinita de amor y encontramos esperanza renovada para todas las personas.

¿Te unirías a nosotros desde el 10 de octubre hasta el 18 de noviembre mientras clamamos juntos por este mundo sexualmente quebrantado?  Es sencillo: sólo ordena nuestra guía de oración “Convertirse en Buenas Nuevas”’ y ora junto con el personal del Ministerio Desert Stream todos los días a las 3pm.  O puedes reunirte con tu pequeño grupo de oración cada vez que funcione mejor para ti.  Nuestro objetivo: una persistente y perspicaz súplica de la misericordia de Jesús por nuestros seres queridos.

Nosotros seremos cambiados, en primer lugar.  Cuando rechazamos el rugido virtual y entregamos las ansiedades de nuestras difíciles vidas reales a Jesús, entramos a la corriente de Su “agua viva”.  Comenzamos a tener fe nuevamente.  Permitimos que la misericordia nos encuentre en nuestro lugar más bajo: ese es siempre el camino con “agua santa” —ésta busca los valles y los desiertos de nuestras vidas a fin de recargarnos en nuestro punto más vulnerable.

A medida que las aguas comienzan a subir en nuestros humildes templos, nuestros seres queridos se beneficiarán.  Los caminos de Dios están más allá de la comprensión, y la dignidad humana exige que demos a cada persona la libertad de decidir a quién servirá.  Pero cuando invocamos la misericordia de Dios para con nosotros y nuestros seres queridos, el “agua viva” limpia los escombros.

El año pasado durante nuestro tiempo de oración un hijo que se creía hija recobró el sentido y regresó a casa —a Jesús, a sus piadosos padres y a la verdad de que él era un hombre.  Otro hombre que pretendía ser una mujer se apareció en nuestra reunión de oración.  Su madre le preguntó si quería escuchar el testimonio de personas que habían sido reconciliadas por Jesús con su género de nacimiento.  Él dijo “sí” después de travestirse durante años.  La oración hace un camino para los seres queridos en el buen tiempo de Dios.

Cuando nos reunimos para orar, Dios cambia las ciudades.  Déjame contarte lo que sucedió la semana pasada en Montana cuando los intercesores oraron por nuestra Conferencia “El Género Sí Importa” en el Valle Flathead.  Un hombre reunió a guerreros de oración de diversas iglesias y ellos comenzaron a clamar por una valiente declaración de cómo Jesús nos hizo y cómo Él nos redime como hombres y mujeres.  Este líder recibió una visión de grandes demonios claros que querían descender al valle y, silenciosa y engañosamente difundir su agenda de género.  Los guerreros de oración lucharon por mantener a estos demonios fuera del Valle; prácticamente, ellos se dividieron en cuatro equipos y clavaron estacas de madera extremadamente grandes en los cuatro rincones del valle —este, oeste, norte y sur.  Estas estacas fueron cubiertas con las Escrituras y forjadas en devota declaración.  Ellos reclamaron que su tierra era un terreno despejado para el poder redentor de Jesucristo.  Ellos sentaron las bases para nuestra ofrenda, que fue gloriosa.  La oración cambia todo.

“No temas, porque Yo estoy contigo;
desde el oriente traeré a tu descendencia, desde el occidente te reuniré. Al norte le diré: “¡Entrégalos!” y al sur: “¡No los retengas!  Trae a mis hijos desde lejos y a mis hijas desde los confines de la tierra.  Trae a todo el que sea llamado por mi nombre, al que yo he creado para Mi Gloria…” (Is 43: 5-7)

Únete a nosotros para convertirte en Buenas Nuevas a partir del miércoles 10 de octubre.

 

 

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*