Casa > aguas vivas > Por Los Más Vulnerables

Hoy en día se habla mucho sobre el estado frágil de las personas LGBT de que necesitan ser protegidas contra los “terapeutas de conversión”, un término que usan para callar a cualquier persona que cree que la integración de género es posible.  (Descarga aquí el boletín “Poder para Cambiar”).

La lógica es sencilla y manipulada.  Las personas no pueden cambiar y cualquier esfuerzo por cambiar resultará en una muerte temprana mediante el suicidio.  Esa es la idea expresa que impulsa la nueva resolución del Concejal Evan Low —ACR 99— que está siendo debatida en la legislatura de California mientras lees esto.  ¡Cesen y desistan de cualquier esfuerzo por vivir en armonía con su cuerpo y el del género complementario! ¡Eso los matará!

Nuevas soluciones para las personas que sufren de desintegración de género predominan hoy en día y ya no se disputan.  Todos los políticos que buscan ser electos, todos los actores que buscan obtener una parte en una película, todos los académicos que buscan un puesto deben inclinarse ante el “matrimonio homosexual” y la reasignación de género, y las personas que sencillamente no pueden decidir quiénes son “ellos” en cuanto a género respecta. 

Incluso los pastores conservadores murmuran sobre el tema por temor a dispersar las ovejas sensibles.  Un pastor bajo la influencia de leadthemhome.org (traducido como “guíalos a casa”) miró horrorizado a una madre que dijo que estaba orando por la restauración completa de su hijo “gay”.  La opinión ligeramente burlona de él fue: “¿Entonces crees que puedes cambiarlo?”  

¿Los más vulnerables?  No son las personas LGBT.  Éstas son celebradas a cada paso.  El “amor” ahora defiende cualquier configuración de género que uno desee.  Y cualquier persona que esté en desacuerdo es descalificada como “odiador”.

Los más vulnerables hoy en día son las personas que aman a Jesucristo y que viven en una dolorosa conciencia de la ley inscrita en sus corazones (Rom. 2:15), una verdad que los insta a renunciar a cualquier identificación, excepto lo que significa ser creados como hombres y como mujeres, hijos o hijas del Padre, por medio del Hijo, en el poder del Espíritu Santo. 

Éstos son los más vulnerables, ahora etiquetados como las víctimas de los “conversionistas” o victimarios en su apoyo a personas con ideas afines.

Al concluir el mes del “Orgullo”, oren por los más vulnerables, aquéllos cuyo único alarde es Jesús a la luz de una debilidad celebrada por la fuerza LGBT+.

Download PDF

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*