Casa > aguas vivas > Reduciendo la Libertad Humana

Obama

Condenación por parte de Obama hacia la Terapia Reparativa

Bajo la apariencia de liberar a los jóvenes, el presidente Obama redujo la libertad de éstos condenando todos los esfuerzos terapéuticos para cambiar la propia identidad sexual. Su administración quedó grabada la noche del miércoles para asegurarse de que todas las personas homosexuales en EEUU no tengan opciones clínicas más que aceptar su homosexualidad.

Aparte de ser la presunción de una persona que no es médico clínico y que hace un juicio clínico general de nuestro país, él está mal informado. Él no se basa en evidencias contundentes, sino que más bien se basa en la agenda de los activistas que desde hace años han despedido de forma despiadada a terapeutas bien preparados en la materia quienes le dan a sus clientes la libertad de resolver sus problemas de identidad de género a través del proceso terapéutico. Punto.

Estos son los hombres y mujeres sabios (de quienes yo me he beneficiado personalmente) que trabajan sólo con el consentimiento de las personas para perseguir los objetivos del cliente, no los del terapeuta. Obama no sabe nada de esto. Si lo supiera, no podría, en conciencia, caricaturizar la terapia reparativa como “peligrosa y desacreditada”, el azote de los “innumerables jóvenes” que han sido impulsados hacia el suicidio por atentos profesionales de la salud.

Esa es una acusación sin fundamento que cualquier persona razonable debe condenar como propaganda. Representa una puerta cerrada para las personas que creen que su atracción hacia el mismo sexo o cualquier tipo de disonancia de género es un problema que quieren resolver. Debemos oponernos a cualquier determinismo psicológico que declare que las personas son inalterablemente gays / transgéneros / bisexuales, sin la esperanza de la elección. Es un universo cerrado, ahora presidido por los gustos de Obama, con el pretexto de la dignidad humana y la libertad.

Quizás Obama piensa que él está abriendo el futuro para una generación con confusión de género. Él en realidad lo está cerrando. Al rehusarse a considerar opciones válidas para las personas que soliciten asistencia clínica para cambiar su identidad sexual, él reduce la libertad humana, la misma libertad que él busca defender condenando la terapia reparativa.

Download PDF