Casa > Blog De Andrew > Relaciones que Sanan

Relaciones que Sanan

Mientras nosotros como personal de Desert Stream orábamos por nuestro próximo encuentro de Líderes Europeos de Aguas Vivas en Polonia, yo recibí estas palabras: “relaciones que sanan”.  Éstas ciertamente lo hacen. 

Durante más de 30 años, la bendecida Europa ha sido el sitio donde se han forjado fuertes vínculos.  Y quebrantados.  El dolor de esto último puede tender a ensombrecer mis amistades europeas que perduran.  ¿Podría mi perspectiva “flexibilizada” ser una parte del problema?  Tal vez las astillas de relaciones quebrantadas todavía hieren y oscurecen mi visión.

¿No es esto cierto para la mayoría de nosotros?  Cuando nos hieren, la aflicción infecta nuestros ojos y vemos a los demás (y a las personas que ellos representan) como símbolos de conflicto que queremos evitar.  Dios estaba desafiando bondadosamente mi visión.  “Abre los ojos al amor que está ahí para ti…”

Quizás sea porque nuestras heridas son profundas, tanto que caemos en ellas como surcos en una carretera.  Nuestros “causantes de heridas” tienen mucho peso y parecen más grandes que los sanadores cuyo amor inagotable ayudó a atar nuestras heridas.  Dios quiere que miremos hacia arriba y hacia fuera a las personas que nos conocen honestamente y que todavía nos aman.  Él quiere que nuestros sanadores habiten en nuestros corazones más que nuestros perpetradores.

Durante nuestros días juntos en Varsovia, yo me maravillé de varios compañeros sanadores con los que he caminado por años en Europa.  Pero ninguno capturó mi mirada más que Werner y Charlotte Loerschter quienes como directores de Torrents-de-Vie (Aguas Vivas) en Francia han sido una fuente de sanidad para mí como ningún otro.  Recordé nuestros 23 años de cavar pozos de sanidad en toda Europa: nos cansamos en servicio vivificante, en resolver conflictos y en atar las heridas del otro.  A través de todo esto, hemos llegado a conocernos profundamente y a veces dolorosamente.  El amor lo invadió todo.  Sé que ellos me aman auténticamente porque saben lo difícil que es amarme.  Y han triunfado brillantemente.  Sea cual sea la integridad que tengo, yo lo atribuyo en parte a su amor.

Yo miré a estos amigos con gratitud durante nuestro encuentro.  Bebí en el amor.  El amor es más fuerte que la muerte de relaciones fallidas; la sanidad es más definida que las heridas.  Debemos permitir que así sea.  Yo les animo a mirar a quienes los han amado bien.  Vivan en su luz, un glorioso reflejo de Su luz.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*